Lupus

El lupus es una enfermedad de tipo autoinmunitario que afecta a las articulaciones y músculos, aunque también a la piel y a casi todos los órganos.

lupus

No se conoce exactamente la causa que origina el lupus. Se relaciona, probablemente como consecuencia de alguna infección por virus u otros agentes del medio ambiente, sumado a una predisposición genética. Como consecuencia, el propio sistema inmunitario reacciona generando anticuerpos contra el propio organismo. Además, parece que factores hormonales tienen también incidencia, ya que afecta sobre todo a mujeres.

El lupus puede generar una ámplia sintomatología:

  • General: Cansancio, pérdida de peso y fiebre prolongada.
  • Articular y muscular: Tipo dolor e inflamación.
  • Dérmico: Sobretodo tipo eritema o enrojecimiento en mejillas y nariz. Dado que el paciente con lupus es muy sensible a la luz solar, es muy importante una buena fotoprotección.
  • Órganos: Puede afectar a riñoñes, corazón, pulmón. Con un buen control médico, se pueden mantener a raya todas las complicaciones que pueden derivarse de estas afectaciones, como hipertensión o insuficiencia respiratoria. En pocos casos se ve afectado el cerebro.
  • Lupus y embarazo: Una mujer con lupus puede quedar embarazada, sólo que debe estar bien controlada, especialmente si tiene el lupus activo.Puede presentarse complicaciones como nefritis o si está tomando medicación para el lupus que pueda afectar al feto. En principio, los bebés nacen perfectamente sanos.

El lupus se diagnostica en base a la propia sintomatología, a un examen físico y análisis de sangre y orina. Corresponde al médico hacer cualquier tipo de diagnóstico.

Consejos para los afectados de lupus:

  • Llevar una vida lo más normal posible. En caso de lesiones en la piel aparentes explicar claramente la enfermedad y hacer notar que para nada es contagioso.
  • Llevar una alimentación sana y equilibrada. No está demostrado que haya ningún alimento perjudicial.
  • No abusar de la sal, especialmente si hay afectación renal.
  • Dado que los pacientes afectados de lupus son muy sensibles a la luz solar, deben evitar tomar el sol, y protegerse adecuadamente del mismo con fotoprotectores.

Por lo que respecta al tratamiento del lupus, tu médico te prescribirá los medicamentos más adecuados a ti en función de los síntomas que presentes. Se prescriben antiinflamatorios, corticoides, antipalúdicos e inmunosupresores. Permiten controlar a los pacientes de forma adecuada, aunque deberán pasar controles de forma rutinaria.

Os dejamos el enlace de la Federación Española de Lupus. En ella encontraréis información más detallada sobre la enfermedad, por si es de vuestro interés:

http://www.felupus.org/dml/dml.php

Asimismo, dada la importancia de la protección solar en los pacientes afectados de lupus, os dejamos el enlace a la sección de protectores solares de nuestra tienda web (pincha aquí). Encontraréis filtros de muy alta protección solar indicados para pieles sensibles y delicadas de primeras marcas como Isdin, Eucerin o Be+.