Mes: noviembre 2018


¿Hacéis pendientes?

Así nos preguntan con frecuencia si perforamos el lóbulo de la oreja para poner pendientes. Parece que la farmacia es el lugar favorito para solicitar este servicio. Vamos a ver porqué…

Llevar pendientes ya no es cosa solo de niñas. Se sigue perforando el lóbulo de la oreja, pero a un público más amplio que años atrás:

  • Madres a sus bebés y niños pequeños.
  • Adolescentes (varones y hembras).
  • Hombres jóvenes y mujeres, que muchas veces amplían con un segundo o tercer agujero su lóbulo.

Y, ¿dónde se ponen esos pendientes?

Pues solemos elegir la farmacia como el establecimiento preferido. Y esto es así porque la percepción es que ofrece un ambiente limpio, un técnico experimentado y material de calidad e hipoalergénico.

En efecto, la perforación que realizamos en la farmacia es suave, indolora y en un solo paso. Además, los pendientes son seguros y estériles, elaborados con materiales hipoalergénicos, ya sean chapados en oro o en titanio de grado médico 100% libres de níquel, minimizando así el riesgo de las dermatitis de contacto.

Consejos para el cuidado tras la perforación.

Una vez hecho el agujero habrá que seguir una serie de cuidados para evitar posibles infecciones o una mala cicatrización. Así que, sigue estos consejos para lucir tus nuevos pendientes de forma segura:

  1. Extrema tu higiene: No te toques los pendientes sin haber lavado antes las manos.
  2. Lleva aproximadamente 6 semanas los pendientes hipoalergénicos que te haya puesto tu farmacéutico. Este es, más o menos, el tiempo que tarda la perforación en cicatrizar.
  3. Observa frecuentemente el lóbulo perforado, para estar atentos a si hay algún signo de que algo no funciona bien. Como rojez, inflamación…
  4. Ten cuidado con los deportes que practicas, sobre todo al principio. Protege si hace falta con una banda las orejas si existe el riesgo de tirones o golpes.
  5. Aplícate con cuidado los productos capilares que uses, no vayan a irritar una perforación recién hecha.

Así que ya sabes, ¡los pendientes mejor en la farmacia!  ¡Animaos y venid a ver nuestro surtido!

Para todo lo demás, busca en nuestra tienda web (pincha aquí) todo lo que necesitas para cuidar de tu salud:

Higiene íntima

Una buena salud íntima es imprescindible para sentirnos bien tanto física como anímicamente. En una anterior entrada del blog (pincha aquí) habíamos hablado de la higiene íntima durante la etapa infantil. Hoy vamos a ver cuales son los cuidados íntimos a tener en cuenta durante la etapa fértil de la mujer.

Estamos hablando de la etapa que comprende desde la primera regla hasta la menopausia. En ella se producen unos cambios fisiológicos respecto la etapa infantil. Aumenta el grosor de las paredes de la vagina y aumenta el flujo, que puede variar de una mujer a otra. Se produce, además, una colonización por parte de lactobacilos, formándose así la microflora vaginal.

Esta flora vaginal protege de infecciones y acidifica el medio, lo que evita la proliferación de gérmenes nocivos.

El equilibrio en la zona vaginal puede verse alterado por diferentes factores. Nos referimos a unos hábitos higiénicos incorrectos, incidencia del consumo de determinados medicamentos o drogas, las relaciones sexuales o el tipo de ropa interior que se usa.

A nivel práctico, para tener la mejor salud íntima posible, intenta seguir estos consejos:

  1. Usa jabones de higiene íntima diaria de pH ácido.
  2. En situaciones especiales como el embarazo, el post-parto, la menstruación, la menopausia o después de relaciones sexuales. En ellas puede darse sensación de picor o sequedad. Para estas situaciones tienes jabones de higiene íntima específica.
  3. No lleves mucho tiempo ropa húmeda, como bañadores.
  4. No te hagas duchas vaginales, salvo por indicación de tu médico. Arrastran la flora vaginal.
  5. Usa ropa de algodón y no lleves siempre salva slip.
  6. Usa lubricantes vaginales en caso de notar sequedad vaginal. Los anticonceptivos pueden provocarla.
  7. Si tomas antibióticos es recomendable tomar probióticos para evitar las infecciones por cándidas.
  8. Cambia con frecuencia compresas y tampones, e idealmente, no usarlos para dormir. Como alternativa, ¿conoces las copas menstruales?
  9. No uses desodorantes íntimos.

En nuestra tienda web encontrarás todo lo que necesitas para tener una buena salud íntima (pincha aquí): jabones de uso diario, jabones para situaciones especiales, lubricantes vaginales (tanto internos como externos), probióticos (tanto por vía oral como vaginal) o copas menstruales.